La puesta en práctica a través de una trayectoria de vida consistente con los principales valores éticos en el actuar diario, seguramente son la clave de los profesionales e instituciones exitosas, que saben trascender al tiempo y al espacio, para dejar huella en las sociedades que tienen la fortuna de contar con ellos y percibir sus  servicios. A la mayoría nos gusta acompañarnos y relacionarnos con este tipo de profesionales e instituciones. Lastimosamente, muchas veces nos parece que no existen estos profesionales e instituciones o que simplemente son escasas las oportunidades de encontrarlas al servicio de la gente en estos tiempos materialistas; otras veces, simplemente no las reconocemos o no las valoramos como lo que son y no nos interesa acercarnos a conocer sobre los servicios que prestan, pues no creemos que existan tantas cualidades dentro de un mismo profesional o alguna de nuestras instituciones.

La buena reputación y la generación de confianza son ganadas por las personas a través de los años, con una disciplina constante de buenas prácticas y apariencias. Cuando se trata de países, es igual. A veces, la confianza y la buena imagen se pierden; por lo general, más fácil y en menos tiempo que lo que tardó en ganarse. Hay países que ya no son o son poco atractivos para la inversión nacional o extranjera, pues sus instituciones están demasiado desprestigiadas y no generan suficiente confianza a los potenciales inversionistas. Por lo tanto, la poca o total falta de credibilidad resulta en inversión débil, poco o ningún crecimiento de la economía nacional, poco empleo formal, caos social, gobiernos débiles con magros resultados.

San Salvador. 27 de abril.  Durante la realización de su 49a Asamblea General, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), principal gremial empresarial de El Salvador, designó a Guillermo Guidos Alarcón dentro del equipo de sus asesores del Consejo Ejecutivo para el periodo 2015-2016. Guidos cuenta con amplia trayectoria en organizaciones gremiales tanto a nivel local como regional.


La elección estuvo a cargo de la Junta Directiva, conformada por los  presidentes de las 50 gremiales empresariales miembros de la asociación, quienes representan a más de 15 mil empresas, de las cuales 93% son pymes,  4%, medianas, y 3%, grandes empresas.

El día 25 de abril recién pasado, la Asamblea Legislativa a través del Decreto  667 promulgó la “LEY DE FOMENTO, PROTECCIÓN Y DESARROLLO PARA LA MICRO Y PEQUEÑA EMPRESA”, dicha ley fue sancionada por la Presidencia de la República el 28 de mayo recién pasado. Los considerandos de la misma nos esbozan el marco jurídico vigente, concretamente sobre el papel que la Constitución de la República otorga a los gobernantes sobre su responsabilidad en el impulso de la economía, con un énfasis en las micro y pequeñas empresas. Adicionalmente, los considerandos de la ley, en concordancia con las corrientes de género actuales, promociona el interés de nivelar los derechos de las mujeres empresarias y emprendedoras salvadoreñas con las de sus iguales masculinos.